Declaración de los participantes de la sociedad civil de EE. UU. durante la reunión de balance de las Naciones Unidas sobre el progreso hacia el Pacto Mundial para la Migración

La retirada del gobierno de EE. UU. del Pacto Mundial sobre las migraciones abandona sus compromisos previos y su responsabilidad global

Puerto Vallarta, México – 4 de diciembre de 2017 – La decisión del gobierno de Estados Unidos de retirarse del proceso de negociación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular abandona los compromisos asumidos por el gobierno de los Estados Unidos en la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes, como también la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. A medida que las organizaciones de la sociedad civil de los EE. UU. se congregaron en Puerto Vallarta para participar en la reunión de “balance” de la ONU sobre este proceso, pedimos a los Estados Unidos que vuelvan a comprometerse con el proceso multilateral. La migración es un fenómeno global que requiere una respuesta global. Estados Unidos no es inmune a las fuerzas globales de conflicto, coerción económica y cambio climático que impulsan la migración humana.

Los estándares de los derechos humanos y los derechos de las y los trabajadores son universales, y como tal, es esencial un proceso global para abordar los problemas críticos relacionados con la migración en todo el mundo. La decisión del gobierno de Estados Unidos de abandonar su responsabilidad de ser parte de la comunidad global es profundamente decepcionante.

En lugar de trabajar con la comunidad internacional para diseñar respuestas basadas en los derechos humanos a la migración global, la Administración Trump ha elegido congraciarse con las voces de grupos antiinmigrantes en los Estados Unidos. Esto sucede en el contexto de múltiples decisiones políticas de los Estados Unidos que son antiinmigrantes y buscan socavar los derechos humanos de las personas migrantes.

Si bien la Administración ha elegido tomar este camino, la gran mayoría del público de los Estados Unidos considera que la inmigración y las y  los inmigrantes tienen un impacto positivo en la vida en los Estados Unidos. De hecho, Estados Unidos es una de las naciones más diversas del mundo. Las y los inmigrantes han ayudado a construir el país y continúan contribuyendo a su bienestar.

El Pacto Mundial para la Migración es una oportunidad muy necesaria para implementar políticas en todo el mundo que ayudarían a coordinar los flujos migratorios de una manera efectiva que valore los derechos humanos. A la luz de la decisión de los Estados Unidos, instamos a la comunidad internacional a reafirmar su compromiso y contribuciones positivas al proceso del Pacto.

Exhortamos a los Estados Unidos a que trabajen constructiva y positivamente en el desarrollo de un Pacto Mundial que promueva los derechos humanos y laborales de las personas migrantes, la cooperación internacional y las responsabilidades compartidas.

Como representantes de la sociedad civil en los Estados Unidos, continuaremos trabajando con otros gobiernos y para ayudar a traer las voces y experiencias de nuestras comunidades de inmigrantes a este proceso. También instaremos a nuestro propio gobierno a asumir una posición más responsable en cuanto a los derechos de las y los migrantes y refugiados en los EE. UU., y en el resto del mundo.

###

Organizaciones firmantes:

 

Alianza Americas

Central American Refugee Center – San Francisco

Centro de los Derechos del Migrante, Inc.

Congregation of Our Lady of Charity of the Good Shepherd

National Network for Immigrant and Refugee Rights (NNIRR)

Scalabrini International Migration Network

United Methodist Church – General Board of Church and Society

 

Contactos de prensa mientras estemos en Puerto Vallarta: